Vuelta a Cañete

Vuelta a Cañete

Creo recordar que yo tenía 18 años cuando llamé a Blas a su casa de Cañete para preguntar por su padre. Fue la primera vez que un amigo me decía que su padre había muerto. De esos duros días, de las visitas que hicimos a Cañete, de las tardes de paseo por el pueblo,...