Un invierno con temperaturas templadas nos ha traído una primavera adelantada a muchos cultivos, entre otros a los naranjos. Nos encontramos dentro de las plantaciones todo tipo de estadio en las brotaciones. Tenemos árboles que están empezando a apuntar los brotes nuevos, los valencias que más carga traen del año pasado. Hasta aquellos que tienen la flor como si estuviéramos en Semana Santa y con las abejas zumbando alrededor. Hasta algunos pulgones hemos encontrado. Bien es verdad que viene una semana más fría y con lluvia, lo que nos hace despejar el miedo a una helada. Cada campaña es diferente. Cada año aprendemos cosas nuevas. Y día a día nos vamos amoldando a lo que el campo nos presenta. Es sorprendente el adelanto de flores este año, pero preferimos las tempranas a las tardías, que luego ya se sabe las temperaturas que nos trae mayo.