Complot para un día inolvidable

Cuando pienso en los días más felices de mi vida, se me vienen a la cabeza mi boda y los nacimientos de Blanca y Ricardo. Pero la pasada semana he sido víctima de un complot para añadir uno más a la lista. El de mi fiesta sorpresa de 40 años. Me han llevado engañado...