Hemos terminado las peritaciones de cereales por sequía en algunas fincas. El resultado ha sido el previsible. Cosechas en torno a 700 kilos, raramente llegando a 1000 kilos por hectárea. También parcelas de desastre total. Y el seguro que te deja un sabor amargo porque las indemnizaciones no tienen nada que ver con las de otros cultivos como los de la naranja, que en años de heladas te salvan una campaña. En cereales te ayudan a cubrir gastos y a seguir metidos en el caparazón a lo largo del verano.

Lluvias

El jueves, a la vuelta de Jaén, paramos en Arjona para valorar si regábamos pegando al Salado, que a la aceituna le está costando trabajo cuajar. Y fue bajarnos del coche y empezar a tronar y a llover como antiguamente. Así que el riego ya estaba dado. Ahora tendremos que esperar unos días para saber si ha sido suficiente para que esa aceitunilla de tamaño mínimo agarra. Son tormentas que lo mismo te arreglan el año, que te lo destrozan del todo, como en Los Palacios. Allí no recuerdan una granizada igual como la de esta semana.

Instalación de riego

En Huelva, que estamos de transformación de olivar tradicional a seto, hemos echado a andar el riego después de semanas de trabajo. La satisfacción de ver los hidrantes dando agua donde se diseñó hace meses es una completa maravilla. Una lástima que las reducciones en las dotaciones y la falta de humedad en el suelo nos hacen ser prudentes y en lugar de plantar en primavera nos vamos a esperar al otoño. Que es mucho dinero el que se pone en juego en una nueva plantación.

Feria

El broche a la semana en Córdoba lo hemos puesto con los fuegos artificiales de la inauguración de la feria. Toda una semana de feria que como siempre la disfrutaremos con un ojo puesto en las casetas y los niños y con el otro en las necesidades del campo. ¡ Feliz Feria !