Cuaderno de explotación digital. Así parece que se va a llamar el documento que recogerá todo nuestro buen hacer. Si regamos, si abonamos, si podamos, si quemamos restos de poda, si picamos la hierba del centro de la calle. Si hacemos un tratamiento al árbol, si tratamos la hierba pero sólo el porcentaje permitido. Si los animales han pasado de una parcela a otra. En fin. Que la actividad agrícola va a pasar en su totalidad por un sistema de calidad de esos que nos hunden en burocracia, pero no voluntario, sino obligatorio. Aún no tenemos la normativa oficial. Todo son borradores. Pero a partir de julio no se escapa nadie del cuaderno de explotación digital.

Bienvenido sea si sirve para profesionalizar, para asegurar trazabilidad desde el origen hasta el fin, para dar confianza al consumidor. Aunque tendremos que adaptar nuestro día a día a esta forma de trabajar. Tendremos que incluir el agua consumida en las explotaciones, los fertilizantes, los productos fitosanitarios adquiridos, la cosecha comercializada, los carnets de aplicador de fitosanitarios, las parcelas que han incorporado restos de poda o las que se han tratado con herbicida dejando el centro de la calle sin tratar, etc. Y como bien me apunta Custodio López Cruz, experto en digitalización agro, actualizado con la administración casi en tiempo real.

Desde LAND estamos más que preparados e ilusionados. En seguir haciendo las cosas bien y en seguir contando con agricultores a los que poder ayudar en este camino.

Contamos con una plataforma digital donde poder registrar todo lo que pide la administración y aún más. Fertilizaciones, cosechas, tratamientos fitosanitarios, albaranes, entragas de envases de fitos. Todo queda registrado en las parcelas SIGPAC donde ha sucedido. Y todo queda para poder ser consultado en el futuro. Hay que ver esta burocracia en positivo y hacernos uso de ella para conocer nuestros costes y que nos sirva en la toma de decisiones del campo.

Podéis seguir contando con LAND Gestión Agrícola para todos esto menesteres. Nos vemos en vuestra finca.